Si bien, en el primer trimestre del año la industria de fondos de inversión captó 1.944 millones de euros, tan solo en mayo los flujos netos fueron de 1.199 millones, que representa el 62% de lo captado en todo el primer trimestre. No obstante, el acumulado del año asciende a unos 4.940 millones de euros, que languidencen con los casi 11.000 millones en el mismo periodo del año pasado (un 55% menos).

A pesar del refrán de sell in may and go away, los aún bajos tipos de interés y las fuertes presiones inflacionarias hacen que los inversores busquen alternativas de inversión para evitar que la inflación se coma sus ahorros.

De este modo, apuestan nuevamente por fondos de renta fija, que son los que reportan las mayores entradas en lo que va del año (6.513 millones de euros)  y también a nivel mensual (1.459 millones de euros), compensando así los reembolsos en fondos mixtos de renta fija y globales.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Vale la pena destacar que los flujos a la renta variable nacional se ha visto aupada y de hecho supera la asignación a la categoría de renta variable internacional. Lo anterior es justificado por las deprimidas valoraciones y por su sesgo de "protección ante la inflación" como lo apuntaba la nota Fondos Iberia para aprovechar el momentum del Ibex 35. Basta ver que la categoría renta variable nacional ha sido la única con rentabilidad positiva en mayo, llevándola al terreno positivo también en el acumulado de 2022, mientras que la renta variable internacional (que capta 11.576 millones en mayo y 1.452 millones en el caumulado) cede más del 10% en el año:

Por lo anterior, y a pesar de los flujos positivos, el patrimonio de los fondos de inversión registró un descenso de 2.999 millones de euros, alcanzando los 303.607 millones de euros, lo que implica 1% menos que en el mes de abril, pero 4,5% respecto al cierre del 2021. Nuevamente la renta rija lidera el mayor volúmen de activos (27,4% del total), seguido por los fodos globales (22,7%) y la renta variable internacional (16,4%), mientras que la de menor volumen es la renta variable nacional.