En la zona del euro, la riqueza financiera per cápita de los hogares ha aumentado durante los últimos diez años. Sin embargo, el 70% de los activos financieros se mantienen en efectivo y depósitos, además de instrumentos de seguros (principalmente seguros de vida) y fondos de pensiones, de acuerdo con los datos publicados por Eurostast.  

Una mirada más cercana a los datos a nivel de país revela algunas variaciones con respecto al uso de diferentes productos financieros. En tres países de la zona del euro, los hogares poseían aproximadamente el 60% de sus activos financieros en forma de efectivo y depósitos (Grecia - 65%; Eslovaquia - 61%; Chipre - 60%).

Por el contrario, debido al sistema de pensiones específico de los Países Bajos, casi el 70% de los activos financieros de los hogares holandeses estaban en forma de seguros, pensiones y garantías estandarizadas, y solo el 15% en forma de efectivo y depósitos. Solo había otros dos países de la zona del euro donde la clase de activos de seguros, pensiones y garantías estandarizadas era la más significativa: Irlanda (47%) y Francia (37%). Los hogares estonios, lituanos y finlandeses parecen preferir inversiones más riesgosas, ya que las acciones y otros activos de capital representaron el 53%, 42% y 38% de sus activos financieros totales, respectivamente.

Estrategias de Inversión

Las preferencias de los hogares con respecto a los activos financieros bien pueden reflejar diferentes regulaciones nacionales, sistemas de pensiones o la propensión de los consumidores en relación con el rendimiento y el riesgo o la inversión en vivienda, que no se incluye en los activos financieros.

En España, el ahorro financiero de las familias alcanzó los 2,48 billones de euros a finales de junio de 2021, de acuerdo con los datos del Banco de España, incrementándose en casi 70.500 millones de euros, 2,9% superior al saldo del primer trimestre del 2021 y 4,8% más que en diciembre de 2020.  La mitad de ese incremento semestral tuvo su origen en la revalorización de los activos por efecto mercado y la otra mitad por nuevas adquisiciones de activos financieros.

El saldo en depósitos y efectivo representa el 40,9% del total del ahorro financiero de las familias españolas, es decir algo más de un billón de euros a junio de 2021, habiendo aumentado en 2,7% en lo que va del año, mientras que la inversión en IIC aumento el 10,3%, pero queda camino por andar. . .