Los fondos soberanos son aquellos fondos de inversión de propiedad estatal, inviertiendo en activos financieros ya sea de manera directa o vía mandatos. También invierten en activos reales. Los fondos soberanos son clientes institucionales de verdadera importancia, ya que los flujos que invierten son muy grandes. Entre los más importantes fondos soberanos están:

Pues bien, el fuerte enfoque hacia el cambio climático y los factores sociales ha generado que los fondos soberanos estén incrementando sus inversiones sostenibles en el espacio de inversión ESG. Según apunto Finbold, las inversiones de los fondos soberanos aumentaron un 215,27% entre 2020 y 2021, pasando de 7.200 millones de dólares a unos 22.700 millones, y aumentando el número de operaciones de 19 a 37. A pesar de que muchos de estos fondos ya eran sensibles a temas medioambientales, durante los últimos años las inversiones se habían mantenido relativamente bajas, alcanzando su pico en 2021.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Al mismo tiempo que esto pasaba, las inversiones de los fondos soberanos en cuanto a petróleo y gas se ha desplomado un 46,92%, llegando a los 6.900 millones desde los 13.000 millones de 2020, como se observa en los siguientes gráficos:

A pesar de que la inversión en activos verdes existía desde años atrás, la pandemia fue el verdadero catalizador para su explosión, con varios factores como pilares. Pero cabe reconocer que la fuerte presión de accionistas y reguladores está pesando, aunado al despertar de los clientes.

El crecimiento del año pasado indica que el espacio ESG tiene un atractivo financiero para los inversores, y los fondos soberanos desempeñan un papel crucial. En general, encontrándose en una posición única para promover una inversión que busque las tres letras ESG y no solo una de ellas, porque el factor social también es importante. La presión que pueden ejercer es significativa dados los grandes volúmenes de dinero que manejan.