David Rabella Cusiné, Director de Inversiones en VallBanc opina que: "cuando todo el mundo tiene que ser selectivo hay que ser más cuidadoso que nunca. En el High Yield con los experts donde están hay que ser muy cuidadoso para no meter la pata porque el riesgo es muy elevado".

Manuel Bartolomé Garcia, Fixed Income Portfolio Manager at Banco Caminos (Gestifonsa) resalta que: "Lo que conocíamos como renta fija ha desaparecido, ya no es fija , es más bien renta activa. En ese escenario es muy necesario ser flexible y ser muy activo. Dentro de esa flexibilidad la clave es como siempre la diversificación. Hay que incorporar activos high yield a las carteras, obviamente siendo prudentes con la duración pero teniendo ese activo. A pesar del ruido de subida de tipos los niveles actuales de rentabilidades de deuda soberana y de investments grandes no justifican muchas veces tener activos en cartera y por eso para complementar tienes que tener este activo siendo muy selectivo".

Ismael Pellicer, Selector de fondos de MoraBanc AM comenta que: "tendremos que ser muy selectivos en este tipo de activos e incorporar estos activos a pesar de que nos suba la volatilidad de la cartera porque como dice el acrónimo TINA (There is not alternative:" no hay alternativa"). Tenemos que coger un poco más de riesgo y acompañar muy de cerca a nuestros clientes en este tipo de inversión. Tener muy en cuenta cómo va hablar y cuál será el “speech” de los bancos centrales en los futuros días y meses".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Santiago de la Plata, Analista de Producto de Unicorp Patrimonio (Grupo Unicaja Banco) resalta que : high yield sí, en la dosis adecuada para cada perfil de riesgo. Especialmente enfocado en la preservación de capital, porque, como ya hemos dicho anteriormente, high yield no se trata de ser más brillante o más rentable, si no, evitar sustos y caídas. Además los márgenes están donde están, hay que jugar lo más seguro posible emergentes, áreas geográficas e intentar conseguir primas de riesgo distintas. Tener controladas las caídas y saber por dónde te pueden venir los focos de riesgo.

Enrique Lluva, responsable de renta fija de Imantia prosigue: "reafirmando el principio básico de que en algunos segmentos del high yield es donde vemos claramente que hay valor para 2022. Una vez puesto de manifiesto este extremo, luego esos adjetivos que unimos siempre a la renta fija como “cuidado”, cauteloso, más que adjetivo lo convertiría en sustantivo, hay que elegir bien, ser cauteloso con el activo pero hay que estar porque es probablemente donde más seguro en términos de rentabilidad - riesgo nos podemos encontrar. No estoy hablando de volatilidad, estoy hablando en términos de rentabilidad".

Borja Aguiar, Sales Director Iberia de Amiral Gestion añade: " si queremos aportar rentabilidades positivas a nuestros inversores deberíamos tener high yield en cartera, cada uno decidirá en qué peso quiere tenerlo. Nosotros lo que vamos a buscar es el mejor binomio riesgo-rentabilidad en compañías que conozcamos bien, compañías que entendamos su viabilidad en los próximos años. Siempre con un perfil relativamente cauto, en un mercado en el que estos spreads tan ajustados te limitan mucho el margen de error, en el pasado cuando tenías una rentabilidad de cartera del 7% tenías más margen para equivocarte , a día de hoy, con una rentabilidad del 2, 3%, 4%, estás más limitado y los errores te pueden pasar factura."